ECO Y NARCISO, HERENCIA CLÁSICA EN LA LITERATURA CONTEMPORÁNEA

Mañana, 12/12/12, celebramos el acontecimiento de la Cultura Clásica que se ha convertido en internacional, “Yo conozco mi herencia, ¿y tú?”

De esa herencia, la mitología griega es una parte imprescindible que, con el paso de los siglos, se ha convertido en marco del pensamiento cultural occidental. Los mitos de los grandes dioses del Panteón Olímpico (Zeus, Atenea, Afrodita, Hades…) coexisten en igualdad de condiciones en las obras de eruditos y literatos de todas las épocas y de casi todas las literaturas europeas. Además, se han utilizado como herramienta de comprensión en el Psicoanálisis (el mito de Eco y Narciso se utiliza  en el estudio freudiano de “el Otro”, en conceptos como “narcisismo”…), como metáfora en los estudios feministas  y en los estudios de género (culturas dominantes y dominadas, la voz frente al silencio..)

El mito, que nos ha llegado en la tradición griega por Pausanias, y en la latina por Las metamorfosis de Ovidio, se recrea en la literatura española de los siglos de Oro, en el teatro del Renacimiento inglés, en el género confesional francés del récit… y llega hasta la literatura contemporánea.

La leyenda de Eco y Narciso (Waterhouse)

Carolina Otero nos presenta  un poema centrado en Eco, que no podía articular palabra, y Narciso, que se amaba en el espejo.

TRAGEDIA DE BAR
Eco lo vio en el escenario
embriagado de luces de bar
y hembras complacientes.
Ardiendo, ella,
que era poca cosa,
-invisible, tan pequeña-;
ella que no podía
articular palabra,
corrió a esconderse al baño.
"Narciso, Narciso"
-pensó mientras soñaba
que él entraba
y se enamoraba de ella
y olvidaba las luces
y olvidaba a las hembras-.
"¿Hay alguien aquí?"
-preguntó aquél, apresurado-.
Eco logró balbucear "Aquí"
y le abrió la puerta
y le abrió sus brazos.
Pero él entró directo
con una ninfa nocturna
de la mano, con urgencia,
empujando a Eco a un lado.
Y mientras la otra, seductora,
se abría la blusa
y Narciso se amaba en el espejo,
Eco dejaba el bar cabizbaja,
-invisible, tan pequeña-.
Y desde el espejo hecho añicos
salió un rojo estruendo.

…disfrutadlo, como disfrutáis de los narcisos,

porque Eco enamorada se ha convertido en aire” (Calderón de la Barca).

Eco y Narciso (Nicolas Poussin)





			
Imprimir ésta entrada Imprimir ésta entrada
This entry was posted in Entradas and tagged , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to ECO Y NARCISO, HERENCIA CLÁSICA EN LA LITERATURA CONTEMPORÁNEA

  1. Iñaki Cano says:

    Os propongo esta canción de Christina Rosenvinge en que el mito de Narciso y Eco es también actualizado:

    http://www.youtube.com/watch?v=bT7csk7YTFI

  2. Felicidades por el blog y gracias por la cita. ¡Un abrazo clasiquísimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <embed style="" type="" id="" height="" width="" src="" object="" allowfullscreen="" allowscriptaccess="" cachebusting="" bgcolor="" quality="" flashvars=""> <iframe width="" height="" frameborder="" scrolling="" marginheight="" marginwidth="" src=""> <object style="" height="" width="" param="" embed=""> <param name="" value="">