MINERVEROS DE LA COFRADÍA DE LA MINERVA

Me comenta mi querido amigo Jordi Albero que su padre es minervero en la Parroquia de San Vicente Mártir de Benimámet, y que seguro que es una palabra derivada del nombre la diosa Minerva. Y tiene razón. Se llaman minerveros los miembros de la Cofradía de Nuestro Señor, cuyo nombre es la abreviación de LA LLOABLE CONFRARÍA DEL SANTÍSSIM COS PRECIÓS DE NOSTRE SENYOR DÉU  JESU CHRIST SUPRA MINERVAM.

Parece ser que el origen de esta Loable Cofradía se remonta al s. XVI, el año 1539 en que fue fundada en Roma y aprobada por el papa Paulo III mediante la bula Dominus Noster Jesus Christus del 30 de noviembre. Su nombre se debe a que la cofradía se estableció en la Iglesia de Santa María sopra Minerva, construida sobre el templo de la diosa Minerva, y regentada por los frailes dominicos, que habían recibido la propiedad del papa Alejandro IV en el s. XIII.

Dicha Basílica está aún en pie en Roma en la zona del Campo de Marte, aunque se desconoce la historia del templo de Minerva, que debió ser construido por Pompeyo en torno al año 50, el Delubrum Minervae.

Basilica de Santa Maria sopra Minerva

Parece que los restos del templo llegaron a tiempos de Zacarías, en el s. VIII d.C..

 

La finalidad de la Cofradía fue promover el culto del Santísimo Sacramento, porque a partir del concilio de Trento y del Decreto de Paulo III, era obligatorio colocar el Sagrario o el Tabernario de la Reserva Eucarístico sobre el altar; esto promovió la aparición de capillas destinadas al culto eucarístico.

Así, con la denominación de “Minerva” se conocía a las iglesias pertenecientes a la Archicofradía del Santísimo Sacramento, y a la función eucarística que se celebraba cada tercer domingo de mes. En nuestras tierras, la primera Cofradía de la Minerva se constituyó en Sagunto, según bula del Papa de 1540. Pero estuvo pronto presente en otras poblaciones, como Carcagente (1560), donde se autorizó la Congregación de Nobles y Ciudadanos Cofadres de la Minerva, distinguidos con el honrroso título de Devotos de la Passión de Jezu Christo, en 1690.

No obstante, en todo el territorio nacional se formó la Cofradia, y sus miembros podían ser laicos o sacerdotes; por ejemplo, en el s. XVII, el abad del monasterio de Santa María de la Anunciación del Bueso entre 1681-1685, el sacerdote JERÓNIMO ROMÁN, fue minervero de Santiago. En tierras castellanas, este pasado verano se ha podido descifrar un un pergamino escrito en 1555 que otorga la adhesión de la Cofradía del Santísimo Sacramento de la Iglesia de Santa María de Mojados a la Minerva de Roma. Los minerveros eran elegidos entre los ciudadanos más destacados. Una nota del periódico La Vanguardia, de 1927, recoge como noticia de la ciudad de Vich que Corresponde actuar de minerveros durante el corriente año los señores Antonio Briones, notario, y Miguel Pujol, abogado.

 Y en Burriana se celebra la Procesión de Minerva, sobre la cual hemos encontrado los siguientes versos en la revista Buris-ana (Boletín de la Agrupación Burrianense de cultura, nº 87, marzo, 1965):

 PROCESSÓ DE MINERVA

Tercer diumenge de mes

Nostra tradició ens reserva

En matí tot de goig plé

La processó de Minerva.

Velles pedres parroquials

Amb ferides de mil vents,

Testimonis seculars

D’aquest aconteiximent.

¿No vos riu el cor veient

Com no mor esta costum,

Quan van desapareixent

Moltes altres com el fum?

Enramaes, Font de vi,

Carreres Camí la Cosa;

I el deler de tot fadrí:

El bou fent dels carrers ronda…

Mes els planys ja cal deixar,

Puix de l’Església en la porta

Una creu comença a anar

Que tota l’atenció emporta.

Mentres dalt s’esgarra el vol

I baix brolla l’emoció

Zona una marxa reial

Saludant la processó.

Dos fileres d’homens vells

Van darrere l’escolà

Brusa duent alguns d’ells

I pot qu’al net de la ma.

Són com vives recigalles

D’una Burriana enfugida,

On lo cristià fea ratlles

En el viure cada dia.

Apellidos casolans

Orgull, vui, de la ciutat,

Que vosaltres fereu grans

A través d’un bell passat.

Per a poder reomplir,

¡minerveros, vells, del cor!

Vostres manques al morir

U donaría tot l’or.

¡Genoll a terra tothom!

Pasa devant de la gent

Sota el pal-li, ¡goig profond!

El Santíssim Sagrament.

És el momento de pregar

Parlant esplaiet amb Déu;

Els llavis veus menejar

Si te fixes tot a reu.

L’ajuntament: concejals,

L’aire greu i distingit; i l’alcalde senyorial,

dels manats camina en mig.

I els músics, uniformats

De blau, interpretant ara

En to solemne i pausat

Una coneguda marxa.

Van avançant al compàs.

Dreta, Esquerra, Esquerra, dreta.

De dones, gran regolfà

Els segueix, apretà i tensa.

Totes mantellina al cap,

Bata quasi sempre negra,

Moltes, braços enllaçats,

De la ma el rosari els penja.

¿Quin elogi, minerveres,

Vos se podría brindar?

Molt de temps Déu vos preserve

De Burriana, en cada llar.

La processó, lentament,

Va girant per la placeta.

El cap, des de fa un momento

Dins l’Església ja s’en entra.

El vol va perdent fortor

I de la Marxa Reial

Sentim altra vegà els sons

Que són del remat senyal.

La mirà en la porta closa

Segueix un instant clavà.

Mil remors la vida posa

En l’oit. T´has de girar…

R.R.

En la actualidad sigue celebrándose el culto de las cofradías de la Minerva en todo el territorio nacional.


2 thoughts on “MINERVEROS DE LA COFRADÍA DE LA MINERVA”

  1. Muchísimas gracias por vuestras infoermaciones. Soy Miguel-R. Bondia, un minervero de Benaguasil(Valencia) y el autor del libro sobre la historia fundacional de mi Cofradía, publicado con motivo del 400 Aniversario de la matriz a Santa María Sopra Minerva de Roma (1.606). Somos de las pocas localidades que conservamos la tradición desde su fundador S. Juan de Ribera, el Patriarca.Estoy muy interesado en recibir vuestras noticias y conectar con vosotros para intercambiar datos , historia y noticias. Abrazos. Miguel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *