GEMÍNIDAS EN EL CIELO

Esta noche de principios de año podremos ver en el cielo una lluvia de meteoros (del gr. μετεωρος, elevado en el aire), o lluvia de estrellas fugaces,  un fenómeno luminoso provocado por la entrada en la atmósfera de la Tierra de una cantidad de cuerpos sólidos extraterrestres en una determinada época del año.

LA CONSTELACIÓN DE GÉMINIS

Una constelación es una agrupación de estrellas más o menos arbitrarias sin ninguna relación física,  incluso  situadas a diferentes distancias entre si. En una escala del tiempo del orden de 200.000 años se constata que las constelaciones se deforman porque sus estrellas se desplazan. Por tanto, los hombres prehistóricos tenían una visión del cielo muy diferente a la nuestra.

Géminis 2

Más de la mitad de las constelaciones que hoy nos son familiares, eran conocidas en la antigüedad y procedían de una lista de 48 constelaciones recogidas por Ptolomeo en el Almagesto, año 150 d.C. Esta lista estuvo vigente hasta el siglo XVI y desde entonces se añadieron algunas otras, hasta completar la lista oficial de 88 constelaciones.

En una misma constelación se designan las estrellas por las letras sucesivas del alfabeto griego en general por orden de brillo decreciente.

CONSTELACIÓN DE GÉMINIS  http://www.danielmarin.es/hdc/geminicdc.jpg

Posteriormente se bautizan con nombres propios. Así encontramos en la constelación de Géminis (los Gemelos) una pareja de estrellas que a primera vista parecen idénticas y que fueron designadas con los nombres de los míticos gemelos griegos Cástor (α  Gem) y Pólux (β Gem). Pólux es una gigante naranja y Cástor una estrella múltiple con seis componentes. También es importante una enana amarilla de la constelación, Geminorum, muy semejante a nuestro Sol. En realidad, en este caso alfa no designa a la estrella más brillante, que es Pólux.

Gemaux, Castor et Pollux.

GEMINI  (Geminorum, Gem): Gemini es la palabra romana para los Dioscuri, que en la mitología griega eran hijos de Leda, la esposa de Tíndaro, rey de Esparta. Aunque Cástor era el hijo de Tíndaro, Pólux (Polydeuces en griego) puede haber sido el hijo de Zeus, quien había seducido a la princesa metamorfoseándose en cisne. Fruto de esa seducción fueron Helena y Polux, que, por tanto, eran inmortales.

Cástor era famoso por su habilidad para domar caballos y cabalgarlos y Pólux por su destreza en la lucha cuerpo a cuerpo. Después de la muerte de Cástor, Pólux quedó roto por el dolor y pidió a Zeus poder compartir su inmortalidad con su hermano. Así, un día Castor iba al Olimpo y al día siguiente, Polux al Hades. Al final Zeus los reunió situándolos juntos en el firmamento.

LAS GEMÍNIDAS

Las Gemínidas son una lluvia de estrellas fugaces causada por el asteroide  Faetón (3200), que se cree es un asteroide de la familia Palas. Palas es el segundo asteroide más denso del cinturón de asteroides, una región  del sistema solar comprendida aproximadamente entre las órbitas de Marte y Júpiter.

CInturón de asteoides

Cinturón de asteroides

La composición de Palas es única y tiene forma esférica.

Lista de los 12 planetas candidatos

Su órbita está situada en la parte central del cinturón pero resulta algo inclinada y excéntrica para un asteroide grande.

Palas fue el primer asteroide descubierto tras CERES, considerado hoy un planeta enano. Fue encontrado por H.W. OLBERS (1802) cuando estudiaba la órbita de Ceres. Olbers lo bautizó en honor a la diosa de la sabiduría, ATENEA. El elemento químico PALADIO (número atómico 46) fue bautizado en honor al asteroide Palas.

Se llaman GEMÍNIDAS  porque su radiante, que es el lugar del cielo donde chocan los meteoros con la atmósfera, está en la constelación de Géminis. Todos los meteoros que veamos parecerán provenir de ese punto. Sus trayectorias partirán de ahí, pero eso no significa que solo los veamos en la constelación de Géminis, se podrán ver por todo el cielo; si hacemos retroceder sus trayectorias en el firmamento, deben coincidir con el lugar en el que se encuentra la constelación de Géminis.

ESTRELLAS FUGACES ESTA NOCHE

La ducha anual de meteoros de las Gemínidas va a chocar contra la atmósfera de la Tierra, y este sábado y domingo son las mejores noches para verlo. El asteoide Faetón pasa cerca del Sol cada 1,4 años. Los meteoros de esta nube pueden verse a mediados de diciembre, y por lo general, con un pico, alrededor del 12 al 14 del mes.

Andrew Jacob, comisario astronómico del Observatorio de Sydney, dice que el sábado y el domingo, los meteoros serán más visibles entre las  23 horas y la una de la mañana. Sin embargo, el punto álgido debería ser la noche del domingo al lunes.

“Aún así es recomendable ubicarse fuera de la ciudad, o dentro de un área oscura como un parque grande y ver la constelación de Géminis al noreste. Mi recomendación sería salir justo antes de la medianoche e instalarse cómodamente. No se necesitan binoculares, se ven sólo a simple vista “, dijo el Sr. Jacob  a la PAA.

Una estrella fugaz de las Gemínidas sobre Monument Valley, 2009.

Las Gemínidas son más ligeras y más grandes que la mayoría de los meteoros, lo que hace que el espectáculo sea genial. “Cada minuto o dos, verá una brillante racha de meteoros en el cielo, es algo único. La Tierra pasa a través de los escombros dejados por el asteroide Faetón, y debería haber un impresionante espectáculo de luces. En realidad, miraremos los escombros (no más grandes que un guisante o un clavo) de un asteroide “.

ScienceCasts: Rock Comet Sprouts a Tail


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *