CLASES DE PALABRAS EN GRIEGO

Las palabras en griego pueden ser variables (nombres que declinan -sustantivos, adjetivos, pronombres y numerales- y verbos que conjugan) e invariables (adverbios, preposiciones y conjunciones, y en griego un tipo que llamamos partículas.)

El griego es una lengua flexiva. Esto significa que dentro de la frase las funciones de las palabras son indicadas por la forma que adopta la palabra y por el juego de las preposiciones, mucho más desarrollado que en latín. Por tanto, llamamos FLEXIÓN a un proceso morfológico  que, mediante procedimientos de AFIJACIÓN, no da lugar a palabras diferentes sino a formas diferentes de una misma palabra. Sobre una RAÍZ se añaden las diferentes DESINENCIAS, que expresan significados intrínsecos (pluralidad, tiempo verbal…) y gramaticales (concordancia, función sintáctica…). La FLEXIÓN puede ser NOMINAL o VERBAL.

Así, podemos definir la palabra griega (y la palabra latina) como una síntesis de significado -valor semántico- y función – valor gramatical. Las diversas variantes que puede tomar un lexema para realizar las distintas funciones sintácticas son los casos que, en griego son cinco.

El conjunto de casos de una palabra constituye su declinación. Cada caso suele llevar un elemento característico, un sufijo o terminación con un significado abstracto que se añade al tema de la palabra y que caracteriza la función de la misma dentro de la oración. De una manera muy simplificada, podemos establecer la siguiente relación:

                            Nominativo              Sujeto / Atributo                              yo

                            Vocativo                   Interpelación                                    –

                            Acusativo                 Objeto Directo (OD)                       me

                            Genitivo                   Complemento del nombre (CN)      de mí

                            Dativo                      Objeto Indirecto (OI)                      a mí,   

En cuanto a la función de Complemento Circunstancial (CC), ya hemos señalado el gran desarrollo que alcanzan las preposiciones. Existen preposiciones de genitivo, dativo y acusativo, de modo que estos tres casos podrán llegar a expresar este tipo de relaciones, aunque no lleven la preposición 

No todas las palabras son variables, sino que solo declinan en griego las mismas palabras que en latín: sustantivos, adjetivos (incluyendo los participios) y pronombres, además del artículo determinado que sí existe en griego.

Entre las palabras invariables, destacamos las partículas que son ajenas a nuestros sistemas lingüísticos como clase de palabra. Se puede afirmar que todas las conjunciones, las preposiciones y los adverbios son partículas, pero no todas las partículas son adverbios, preposiciones o conjunciones. Existen partículas que sirven para tres cosas:

a.-conectar párrafos (equivalen a conjunciones del español),

b.-modificar párrafos (equivalen a adverbios),

c.-matizar párrafos de forma parecida a como lo hacen en castellano el tono de la voz, el volumen, los signos de exclamación e, incluso, los gestos.

La función de conectores (σύνδεσμοι) permite establecer la relación lógica entre los enunciados, relación que puede ser de cinco tipos:

  1. Estructuradores de la información: comentadores (pues, pues bien…), ordenadores ( en primer lugar, por una parte/ por otra…), digresores (por cierto, a propósito…)
  2. Conectores: aditivos (además, encima, aparte, incluso…), consecutivos ( pues, así pues, por tanto, en consecuencia, entonces…), contraargumentativos (en cambio, por el contrario, no obstante, con todo…)
  3. Reformuladores: explicativos (o sea, es decir, a saber…), de rectificación (mejor dicho, más bien…), de distanciamiento (de todos modos…), recapitulativo (en conclusión, en definitiva…)
  4. Argumentativos ( en realidad, de hecho, por ejemplo
  5. Conversacionales (por lo visto, vale, bueno…)

Veamos el valor de algunos conectores muy utilizados en griego:

Καί: además de su valor de conjunción copulativa (y) puede tener valor adverbial ¨incluso, también, que añade un argumento de mayor valor.. A veces se utiliza en contextos en los que en español elevaríamos la voz. Καί….καί : no sólo… sino también.

γάρ: es pospositiva. Introduce una causa , pues, una explicación (a saber) o una certeza ( en efecto) pero a veces puede no traducir.

καὶ γάρ, en efecto, es una locución de carácter explicativo

ἀλλά, pero, puede tener valor adversativo, de refuerzo (pues bien) o de transición (ahora bien).

Τε: enclítica que va generalmente unida a καί Sirve para introducir el primer elemento de una coordinación, pero es mejor no traducirla.

γε: enclítica que suele tener carácter restrictivo, por lo menos, al menos, de todos modos, pero en las respuestas es mejor no traducirla. Aparece a veces unida a formas pronominales: ἔγωγε.

ἄρα: entonces: se usa principalmente cuando el hablante comprende que una conclusión se deduce de una situación o argumento precedente.

οὖν: también pospositiva, es lo opuesto a la anterior, porque introduce la consecuencia de una frase previa: en efecto, así pues…

δέ: Es pospositiva; puede ser simplemente copulativa o añadir un matiz de contraste u oposición pero por el contrario, en cambio...

 –μέν: pospositiva. Introduce una primera parte de un par de expresiones relacionadas entre sí; sirve casi únicamente para ligar dos frases de forma que, a veces, es intraducible.

La secuencia μέν………..δέ  se puede traducir por un lado… por otro, pero de esa forma la versión española puede quedar mucho más recargada que la original griega; por eso, la mayoría de las veces, es preferible traducir únicamente la segunda parte de la correlación como una simple copulativa.

              Estas dos partículas pueden ir acompañando al artículo, cuando éste aparece sin ningún adjetivo ni sustantivo en que apoyarse; en tal caso, confieren al artículo un valor distributivo:

                            ὁ μέν δίκαιὸς ἐστιν, ὁ δὲ ἄδικος      uno es justo, el otro injusto.

                            Τὰς μέν….τὰς  δὲ…                          a unas…. , a otras…

En la siguiente presentación puedes encontrar más información.

 



Citar este post
Elena Gallardo Paúls (2020, 14 agosto). CLASES DE PALABRAS EN GRIEGO. El vellocino de oro. Recuperado 23 de mayo de 2024, de https://doi.org/10.58079/v65p

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.