LA VILLA KÉRYLOS II

dscf2618.JPG

Vista detalle del mosaico y de la pila (Balaneion)

El refinamiento se extiende en el detalle de todos los elementos de la villa: verjas de bronce, mosaicos originales, lámparas de aceite tratadas especialmente por la casa Yung, frescos decorativos de Jaulmes y Karbowsky realizados con métodos antiguos que trabajan sobre mortero fresco endurecido con polvo de mármol, muebles del ebanista Bettenfeld, con incrustaciones que siguen los modelos encontrados en Herculano en 1762, estucos decorativos del escultor Gasq, mármol de Carrara en el exterior y en los baños, vajilla y elementos de decoración específicamente fabricados para la casa…

En la bibloteca, dedicada a la diosa Atenea, se supo jugar con la luz y con los colores de paredes, techos y suelos, como en toda la casa:

dscf2631.JPG

Los armarios de roble están dispuestos alrededor de un mosaico que representa a Hera y a Prometeo. Hay muchos cofres en toda la villa y muchos taburetes, como en esta sala. Al fondo, una estatua reproduce el célebre auriga de Delfos

dscf2629.JPG

En la pared, ricamente decorada, el dueño hizo escribir en dos fragmentos, una de sus divisas: “Aquí, en compañía de oradores, sabios y poetas griegos, llevo un retiro apacible entre la inmortal belleza” Vemos aquí la primera parte:

verano-2006italia-y-costa-azul-085.jpg

Las ánforas de la sala son piezas antiguas, igual que la dscf2634.JPGcolección de lámparas, jarrones, copelas, copas…y otros objetos de la vida cotidiana que guarda la vitrina de la habitación:

dscf2633.JPG


3 comentarios sobre “LA VILLA KÉRYLOS II”

  1. Hélène, Elena,

    Un nom grec par excellence!

    Merci de m’avoir laissé un gentil message, et puis surtout pour ces mots en français, une langue morte comme les autres ?

    Tot és perfecte en el teu treball i les teues presentacions. Es nota que el jovens esteu plens de vigor. No puc fer-hi cap comentari, je suis tout ébahi.

    Seguim en contacte, gràcies, Elena

  2. Realmente magnífica la villa Kérylos. Alguien que escoge el auriga de Delfos para decorar una sala tiene gusto, con toda seguridad, porque es una estatua majestuosa, a la par que enigmática.
    La cerámica tampoco parece de segunda fila ¿eh?
    Bueno, espero la tercera parte y habrá que plantearse un viaje a esa zona tan preciosa.
    Gracias, Elena, por acercarnos ese rincón tan propicio para un “retiro apacible entre la inmortal belleza”.

  3. GRacias Elena por tu comentario. A mi sí que has dejado alucinada con tu caza del tesoro. Es una villa preciosa y a demás que no tenía ni idea que existiera.
    Además todo el trabajo que estás haciendo es impresionante, de verdad.
    Besos.
    Mariachu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.