GRIEGO II, 04.Historiografía,sobre las HELÉNICAS de Jenofonte

El tema de HISTORIOGRAFÍA GRIEGA puede estructurarse según el esquema siguiente:

  1. Orígenes: epopeya, prosa científica (Hecateo de Mileto), 
  2. Primeros ejemplos de historiografía: logógrafos, Herodoto de Heraclea
  3. Primer prosista griego: Herodoto de Halicarnaso
  4. La prosa historiográfica ática: Tucídides
  5. Jenofonte

Las obras históricas de Jenofonte son tres:

-Helénicas, escrita en 7 libros y utilizando el anonimato, narra los últimos años de la Guerra del Peloponeso, con una perspectiva filoespartana y logra reflejar la confusión reinante en Grecia.

Anábasis («Subida», es decir, la ascensión desde la costa hasta el interior de Persia) narra la expedición contra Artajerjes,la muerte de Ciro en Cunaxa y la retirada de los Diez mil griegos hacia el Mar Negro; tiene carácter autobiográfico y recuerda los libros de viajes; el tema fundamental es el reconocimiento de las limitaciones de la condición humana. La narración es viva y directa, como corresponde a la observación personal y los recuerdos.

Agesilao es una obra mucho más retórica: caracteriza al monarca ideal. Sirvió para difundir la imagen del «noble espartano»; introduce el género de la biografía recurriendo al orden cronológico y evidencia sus ideas sobre el arte de gobernar.

La principal obra histórica de Jenofonte, las Helénicas narra la historia de Grecia del 411 al 362 a.e.c. Actualmente hay una consideración unitaria de la obra, pero la propensión tradicional a considerar aisladamente los dos primeros libros sigue manteniendo cierta vigencia. Así, hay quienes piensan que la obra propiamente dicha estaba constituida por los libros III – VII, mientras que los dos primeros libros eran el nexo de unión con las Historias de Tucídides.

A partir del libro III hay, en efecto, una desviación de la línea de los primeros capítulos, en los que Jenofonte se basa en sus propios recuerdos. Abandona el principio cronológico, es desigual el reparto de la materia y la intervención mayor del elemento personal, y se hace más evidente la perspectiva filoespartana.

Sorprende la omisión de hechos importantes que puede ser deliberada (por deseo de no molestar a sus amigos espartanos) o por falta de información; tal vez consideró determinados hechos poco  significativos o los omitió por descuido. Hoy se tiende a subrayar que la importancia de los hechos está para Jenofonte en su valor paradigmático o ejemplar y que frecuentemente agrupa los hechos para procurar la impresión de la atmósfera histórica.

La perspectiva filoespartana es evidente: en el proemio intermedio del libro V expone la idea de que a la ascensión de Esparta al dominio de la Hélade siguió fatalmente su caída como castigo de los dioses por su conducta impía en la toma a traición de Cadmea. La interpretación es moralizante: los dioses castigan la conducta impía; pero el pietismo de Jenofonte viene a ser oportunista y se identifica con el culto del éxito.

La posibilidad de que Jenofonte se haya sentido decepcionado tras la paz del rey y a partir de entonces su actitud haya sido más antitebana que proespartana no puede ser descartada ni probada. De lo que no cabe duda es de que Epaminondas es mencionado solamente cuando la obra está muy avanzada, como resultado de un prejuicio hostil.

La actitud de Jenofonte es resultado de la presentación mimética de los hechos de la mayor parte de la historiografía griega. La idea tradicional de que se planteó las Helénicas como continuación de la obra de Tucídides es la más verosímil.

Es difícil dar una valoración general de esta obra compleja. Se destaca el valor literario sobre todo de los primeros libros: viva comprensión de las cuestiones militares, retrato eficaz de los personajes importantes, precursora de la historiografía helenística en la descripción eficaz de escenas aisladas y descripción de fines matices. Hay que descartar la idea de que la simplicidad no es más que aparente. Acaba con la constatación sombría de la confusión reinante en Grecia: es posible que esta confusión y la aparente falta de sentido del período histórico hayan afectado al método mismo del historiador.

El resto de sus obras se divide en dos grupos:

  • escritos pedagógicos: la Ciropedia, historia de la juventud, ascensión y gobierno de Ciro el Viejo, es la biografía de la literatura griega clásica más amplia que conservamos; la Constitución de los Lacedemonios, en que muestra el contraste entre la austeridad y la virilidad del pasado y la corrupción del presente; los Ingresos; Obras sobre hípica y caza y el Hierón, obra dialogada en que presenta al poeta Simónides conversando con el tirano de Sicilia.
  • escritos filosóficos, especialmente importantes por aportar datos sobre la personalidad de Sócrates, a quien Jenofonte admiró en su juventud. Las Memorables en 4 libros relata conversaciones del maestro. El Económico es interesante porque utiliza el método socrático de preguntar para despertar el conocimiento que el discípulo ya posee. En el Banquete Sócrates nos habla sobre el amor; y en la Apología de Sócrates mezcla discursos con noticias sobre su conducta.

Como historiador, Jenofonte no es exhaustivo y margina hechos de primera importancia, con una característica ingenuidad que le acerca a la improvisación sin el examen crítico requerido. A pesar de su parcialidad, presenta un material fiable.


Un comentario sobre “GRIEGO II, 04.Historiografía,sobre las HELÉNICAS de Jenofonte”

  1. Todo muy interesante. Muchas gracias Elena. Me encanta tu blog. Es muy útil y cuenta cosas de las que podemos aprender todos mucho. A ver si todo esto pasa pronto y nos podemos volver a ver que ya hecho de menos tus clases de latin y griego (aunque pueda no parecerlo) y también la de los demás profes. Saludos y cuidate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.